martes, 1 de julio de 2008

Hay una diversidad muy grande de sistemas para la soldadura como son: Sistema TIG, Sistema MIG, Soldadura Autógena, u Oxiacetileno y Soldadura Eléctrica (arco metálico).

Unir metales, por cualquiera de los sistemas, es lograr, normalmente, mayor resistencia del metal aportado, que la del propio metal.

SOLDADURA AUTOGENA. Es el método para unir metales llevando el metal base al punto de fusión de las superficies que se han de unir, fundiendo a continuación el metal de aportación en una masa uniforme con la del metal base y dejándolo solidificar luego que se convierta en una sola unidad. La llama se produce por medio de la combustión entre los gases Oxigeno y Acetileno mezclados en una proporción correcta a través del soplete soldador.

La llama oxiacetilénica, según el volumen de gas Oxigeno y Acetileno pueden ser:


Con sus respectivas temperaturas CARBURANTE 3.037º- 3150º C
que alcanzan cada una de ellas son… OXIDANTE 3.915º- 3.422º C
NEUTRA 3,260º C

Normalmente se recomienda el uso de la llama Neutra para soldar la gran mayoría de los metales, a excepción de los metales blancos, como son: Aluminio, Magnesio, y Calamina, que en este caso se deberá usar llama carburante.

También en otros casos se recomienda usar usar el mismo tipo de llama; por ejemplo, en la aplicación de aleaciones tipo Cobre Fosforado y Cobre Fosforado con Plata.

La llama oxidante no tiene aplicaciones practicas en la soldadura de metales, debido a que el exceso de oxigeno puede producir porosidades, cristalizaciones, etc.

La presión de los reguladores para soldar puede variar entre 1 a 3 kilos 10 a 30 lbs. de presión Oxigeno y de 0,50 Kg. a 0,70 Kg., 5-7 lbs. de presión en el Acetileno, esto puede variar en el caso de cortar con el sistema de acetileno.